sábado, 16 de diciembre de 2017

Memoria litúrgica de los Mártires Oblatos de Laos


Vivimos con alegría esta memoria litúrgica de los Beatos Mártires de Laos asesinados por su fidelidad a Cristo.

Es un día para dar gracias a Dios por el don que han supuesto estos mártires para toda la Iglesia, especialmente para la Iglesia de Laos y la Familia Oblata.

Dejamos aquí un pequeño resumen de la memoria martirial y la oración con la que la Iglesia celebra a estos mártires.

Durante la guerra de Indochina, en Laos, entre los años 1954 y 1970, diecisiete discípulos de Cristo sufrieron el martirio por el amor a su nombre. Entre estos santos mártires, se encontraba el joven sacerdote José Tien (Ban Then, 5 de diciembre de 1918 – Muang Xoi, 2 de junio de 1954), primer mártir de Laos, además de otros catequistas del lugar [Paul Thoj Xyooj (1941-1960) … y de la Congregación de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada [P. Mario Borzaga OMI (1932-1960), P. Louis Leroy OMI (1923-1961), P. Michel Coquelet OMI (1931-1961), P. Vincent L’Hénoret OMI (1921-1961), P. Jean Wauthier OMI (1926-1967), P. Joseph Boissel OMI (1909-1969)] ofrecieron sus vidas en sacrificio para que el Evangelio pudiera ser oído. La iglesia de Laos reconoce en estos bienaventurados a sus padres fundadores.

Dios de providencia infinita, Tú has escogido al Bienaventurado José Tien, sacerdote, y a sus compañeros, mártires, para establecer tu pueblo entre los laosianos, concédenos, te rogamos, que poniéndonos al servicio de nuestros hermanos más pequeños, podamos también nosotros, con su intercesión, ser dignos del Reino de los Cielos.

viernes, 15 de diciembre de 2017

Jóvenes descubren el tesoro de la vida y de la fe


En poco más de un mes, el equipo de Pastoral Juvenil del sector español, ha tenido la oportunidad de realizar tres jornadas con jóvenes buscando "el tesoro más grande".

Dos grupos del Colegio Hogar Nuestra Señora del Buen Consejo, de Pozuelo de Alarcón, y los jóvenes de la parroquia oblata de Nuestra Señora de la Esperanza y San Eugenio de Mazenod, de Málaga. En total, unos 80 jóvenes de entre 15 y 20 años han compartido momento de reflexión, juego, convivencia y oración.

Sin duda, el elemento más fuerte y que más impacta a los jóvenes es la historia de los Mártires Oblatos de España. Su testimonio les interpela cuando se dan cuenta de que, si es la propia vida el tesoro más grande que tiene, ¿cómo es posible que jóvenes como ellos, los Mártires Oblatos, sean capaces de donarla por su fe?

Compartimos con la Familia Oblata algunas de las fotografías de estos bonitos encuentros.






miércoles, 13 de diciembre de 2017

El Adviento, tiempo de preparar el Belén


Como cada año, el tiempo de Adviento se convierte en una oportunidad de retomar uno de las tradiciones artísticas y espirituales más entrañables: el Belén.


Compartimos las fotografías de algunos detalles del Belén de la parroquia oblata de la Esperanza y San Eugenio de Mazenod en Málaga. Un agradecimiento especial a su autor Paco Cabello.






sábado, 9 de diciembre de 2017

Oración para el Año de las Vocaciones Oblatas






Uno de los pilares que ha de sostener el recientemente estrenado Año de las Vocaciones Oblatas es el de la oración.


He aquí la oración para unirnos, de forma sencilla y profunda, a la Familia Oblata de todo el mundo en este empeño común de rezar por las vocaciones.




viernes, 8 de diciembre de 2017

Con la Inmaculada comienza el Año de las Vocaciones Oblatas


El tradicional mensaje del Superior General de los Misioneros Oblatos en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción tiene este año un motivo especial.

En palabras del mismo p. Louis Lougen:


¡Feliz día de fiesta a todos los que viven el carisma oblato! Comenzamos el Año de las vocaciones oblatas en la solemnidad de nuestra patrona, María Inmaculada. La gracia de su Inmaculada Concepción nos llena de gran alegría, amor y gratitud por todo lo que Dios ha hecho en ella. Es una fiesta misionera. La Inmaculada Concepción de María la dispuso para su llamamiento y la misión que Dios quiso confiarle: ser digna morada para el Hijo del Altísimo. La respuesta de fe de María nos inspira para vivir con fidelidad nuestra vocación de misioneros del Reino de Jesús. Encomendamos este año especial, el Año de las Vocaciones Oblatas, al cuidado de Nuestra Señora, con la firme creencia de que Ella intercederá para que la gracia de Dios, en el momento propicio para Dios y al modo de Dios, bendiga nuestros esfuerzos.

Desde Nosotros OMI compartimos el contenido completo de la carta del Superior General en esta fiesta y compartiremos las distintas iniciativas que secundarán el Año de las Vocaciones Oblatas.

¡Feliz Fiesta a todos! ¡Siempre en Cristo y María Inmaculada!