jueves, 30 de abril de 2015

Una semana de testimonio en testimonio...

Esta semana he tenido la oportunidad de contar mi experiencia vocacional misionera en distintos lugares a jóvenes, adolescentes y niños.

 El p. Tino con otros compañeros de testimonio

En primer lugar me invitaron a dar testimonio en el seminario diocesano de Madrid a jóvenes seminaristas y de distintas casas religiosas.

En segundo lugar me invitaron en el Colegio Cristo Rey de Madrid, dando testimonio a los alumnos de secundaria. Luego me invitaron en el Colegio Hogar Nuestra Señora Buen Consejo de Pozuelo, dando testimonio a los alumnos de secundaria.

Y en fin me pidieron de volver al Colegio Cristo Rey, para dar testimonio a los alumnos de primaria. Ha sido una semana rica de encuentros y con el corazón lleno de alegría agradecido por el don de la vocación misionera que el Señor me ha regalado.

 Visitando las clases del Colegio de Cristo Rey

Comisión provincial de la Formación

El deseo de toda la Congregación en este segundo año del Trienio de preparación al 200 aniversario de la Congregación es mirar más de cerca la realidad de nuestra Formación.

Ese deseo se hace concreto y se pone manos a la obra en la Provincia Mediterránea a través de la Comisión provincial de la Formación que se encuentra reunida en Roma.


El pasado martes por la tarde comenzó su trabajo revisando la marcha de la formación en la Provincia durante los últimos 3 años. El miércoles tuvo lugar una sesión conjunta con el equipo de formación de la Provincia, Marino (sede del Centro Juvenil y del Prenoviciado italiano, y del noviciado de la Provincia) y Vermicino (escolasticado mediterráneo y europeo). Hoy jueves la atención se centra en los encuentros de formación permanente y en los próximos retiros provinciales.


Una labor silenciosa, no muy vistosa, pero que está en el corazón del crecimiento de los nuevos oblatos y de. crecimiento en la vocación de los oblatos más veteranos.

Distintos momentos de trabajo y encuentro de la Comisión de la Formación

martes, 28 de abril de 2015

"Caminando...se hace camino"

El pasado fin de semana del 24 al 26 de Abril la Parroquia de San Leandro se puso en camino hacia las tierras de Palencia. Un fin de semana muy intenso, en el que hicimos un pequeña etapa del camino de Santiago, pudimos conocer el románico de la Iglesia de San Martín de Fromista, visitamos la villa romana de la Olmeda y celebramos la Eucaristía en Lantadilla, concluyendo nuestra visita en la Catedral de Palencia. Un fin de semana en camino, vivido en familia con la compañia del Señor. El camino continua...




Castrojeriz



San Martin de Frómista



Retablo de la Catedral de Palencia



Parroquia de San Leandro en la Olmeda






Nuestros escolásticos con el Papa

El pasado Jueves Santo, nuestros escolásticos, Alessandro Scaglia y el ucraniano-español Andriy Havlich, conocidos en nuestro sector español, participaron de la Eucaristía que el Papa celebró en la cárcel de Rebbibia, en Roma, donde ellos todas las semanas colaboran con el capellán en la atención a los presos.

También ellos recibieron el abrazo y bendición del Papa Francisco, junto a todos los presos, antes de la celebración de la Eucaristía. Espero les sirva de ánimo para continuar su servicio a los más pobres de nuestro mundo.

Ahí tenéis el vídeo que recoge la noticia que publicamos.


Noticias desde la ONG AMYCO (Amistad y Colaboración Oblata)

Acaba de llegar el nuevo boletín informativo de AMYCO. Cargado con las novedades de la ONG, puesta al día de proyectos, asamblea general, viajes y convocatorias.


Su especial atención a El Abrojo abre siempre horizontes a una parte de la historia oblata no muy conocida, pero rica y apasionante.

El próximo evento el miércoles 13 de mayo: celebración de San Pedro Regalado, patrón de Valladolid, y figura de referencia para todos los que han pasado parte de su vida en el Abrojo.

Para tener más información de esta ONG, visiten su página web.

domingo, 26 de abril de 2015

Jornada Mundial de oración por las Vocaciones en Madrid

En este domingo del Buen Pastor, la Iglesia pide que recemos por las vocaciones. En todo el mundo se recoge esta llamada y se le da respuesta en muchas formas y maneras.

En la Diócesis de Madrid, se propone un fin de semana ininterrumpido de oración en el Seminario Diocesano por las vocaciones. Distintos grupos de la Iglesia animan desde sus carismas una hora de las horas donde se pide que el Dueño de la mies mande operarios a su mies.

Altar del Seminario rodeado de los fundadores
en el Año de la Vida Consagrada

El carisma oblato ha estado presente en esta iniciativa, velando en la madrugada del sábado al domingo, de 1 a 2 de la mañana. Algunas oblatas, un par de oblatos, un nutrido grupo de jóvenes de Pozuelo y un joven de Aluche, han animado esta particular vigilia ante el Santísimo pidiendo por las vocaciones.



Ensayando antes de la Vigilia 

 En un momento de oración y el coro animado por las Misioneras Oblatas

Una acogida especialmente cuidada por parte de los seminaristas diocesanos y de la Delegación Diocesana de Pastoral Vocacional, un ambiente de oración y recogimiento, la alegría y el buen humor de los jóvenes que comparten el carisma oblato, hicieron de esta Vigilia un momento de fe y de compartir fraterno.




















El turno terminó a las 2 de la mañana, hubo ocasión de disfrutar de la amistad y de momentos divertidos.

¡Qué el Señor escuche tan bella oración y conceda a su Iglesia las vocaciones tan necesarias para Ella y para el Mundo!

martes, 21 de abril de 2015

Un fin de semana muy misionero en Aluche

El pasado sábado 18 de Abril vivimos algunas actividades misioneras en la Parroquia de San Leandro. 
Desde las 11:00 hasta las 17:30 convivencia de niños de primera comunión: juegos, talleres manuales, oraciones, canciones, etc...todo vivido en presencia de Jesús Resucitado.


Presentación en la capilla


Juegos con los niños


Taller de oración de niños

Por la tarde cine infantil en favor de Kanicou. Gracias a todos los que participasteis en este día tan especial.


lunes, 20 de abril de 2015

Un solo corazón, una sola alma

Estamos de enhorabuena en la familia oblata de la provincia mediterránea por que durante este fin de semana, en el pueblo de Ibros (Jaén) ha tenido lugar un Congreso de Laicos Oblatos con el fin de elaborar unos estatutos que enmarquen la realidad de un grupo numeroso de laicos que durante muchos años has esperado este momento de poder disponer del reconocimiento de la provincia, puesto que sienten,  viven y comparten el carisma de San Eugenio de Mazenod como muchos oblatos.

Ha sido un grupo de representantes de laicos de distintas partes de España de 14 personas, compuesto por la responsable nacional (Kiky), los responsables locales (Agustín, Paco, Isabel), el oblato consejero (David),  la superiora General de las oblatas (Marimar) y laicos de diferentes lugares (Ana N., Ana L., Rosa, Mª José, Mª Jesús, Raquel, Mario y Jose Ángel).

 Ha habido mucho trabajo en sala


A través de la iluminaciones, trabajo en grupo y asambleas principalmente, se ha dado a luz el borrador de lo que serán, Dios y el Consejo de la Provincia Mediterránea mediantes,  los estatutos de los Laicos Oblatos de María Inmaculada (LOMI). Han sido importantes los momentos de oración personal y Eucaristías, donde se dejaba sentir y se invocaba al Espíritu Santo para que en todo momento fuera el protagonista.

 La capilla ha sido uno de los lugares
importantes del Congreso




Ha reinado un ambiente cálido y fraterno, y hemos podido experimentar el mismo sentir al que nos llamaba el Fundador cuando nos pedía que tuviéramos un solo corazón y una sola alma.

Estamos contentos y queremos hacer partícipes a todos de esta alegría.

Es una satisfacción poder haber disfrutado, no sólo vivido, de este momento histórico que ya forma parte de la corta historia de los laicos oblatos del territorio español.  Doy gracias a Dios por ello y pedimos a María Inmaculada que interceda para que seamos capaces de mantener el nivel de exigencia que nos imponemos con estos nuevos estatutos.

Kiky, Responsable Nacional en primer plano
y autora de esta crónica.

viernes, 17 de abril de 2015

Discerniendo una nueva misión, comenzando un nuevo camino

En la oración del inicio de nuestra sesión de trabajo, el Superior General llamó a todos los Superiores de las Provincias, Delegaciones y Misiones de Europa para que se situaran alrededor del Cirio Pascual que estaba en medio de la sala. Una vela encendida pasaba de unas manos a otras entre los superiores regresando al Superior general que iluminó el Cirio Pascual. Oración de apertura de la intervención del Superior general que fue a la vez reconfortante y desafiante. Reconfortante porque agradeció y bendijo todo lo bueno que se ha hecho en Europa a lo largo de los últimos años. Desafiante porque nos hizo tres llamadas: 1) Continuar intensificando el diálogo y la integración con las Unidades del Este de Europa (que en poco tiempo serán más de la mitad de los oblatos europeos); 2) abrir ocho o diez comunidades internacionales en la que se viva intensamente la comunidad, la vida religiosa y el carisma oblato; 3) seguir trabajando y con mayor intensidad por las vocaciones. Los comentarios que siguieron hicieron ver cómo estas palabras habían tocado el corazón de muchos de los presentes. El Superior General nos dijo que en muchas ocasiones nos falta la fe para creer que Dios está con nosotros y nos acompaña, como Jesús en la barca en medio de la tormenta o a lo largo del camino con los discípulos de Emaús. Todos estamos llamados a responder de alguna manera, sobre todo ahora que nos preparamos con el Trienio Oblato a celebrar los doscientos años de nuestros orígenes.

El siguiente paso de nuestra sesión fue resumir y sobre todo identificar claramente las propuestas concretas para que en los días sucesivos los Provinciales tomen algunas decisiones. Las propuestas se pueden leer en lo que hemos ido escribiendo en los días anteriores. Una mujer laica de Irlanda, Judith King,  nos ha estado ayudando todos estos días facilitando nuestro trabajo y las dinámicas del grupo. Ella ha dirigido también nuestra pequeña evaluación del encuentro que en general ha sido bastante positiva. Más tarde, cada uno de nosotros hemos podido elegir participar en los diferentes grupos que querían hablar sobre un tema concreto. Un primer momento teníamos que elegir entre dos: Migraciones y las Reuniones para compartir la fe. Un segundo momento, a elegir entre tres: Las medidas para proteger y crear un ambiente seguro para los niños, las vocaciones y la misión con la secularidad.


La celebración de la Eucaristía, presidida por el Superior general, clausuró la sesión conjunta. En la Eucaristía participaron oblatos que vinieron de la comunidad de Diego de León y toda la comunidad de Pozuelo que tan gentilmente nos ha ayudado, asistido y acompañado durante estos días. También había una representación de las Misioneras Oblatas de María Inmaculada. Como ceremonia de envío al final de la Eucaristía, fuimos en procesión al monumento de nuestros Beatos Mártires. Allí hicimos una renovación de nuestro compromiso de vivir plenamente nuestro carisma. Un resumen de las diez primeras Constituciones y Reglas seguidas de la pregunta si queríamos comprometernos a vivir lo que se había leído nos invitó a renovar nuestra vocación oblata. La bendición final del Padre General con la cruz de San Eugenio de Mazenod fue también un envió misionero desde Pozuelo a toda la Europa Oblata para llevar la Buena Noticia del deseo de caminar juntos de nuevo con un nuevo espíritu misionero.

Oración vocacional oblata: mes de abril

La alegría pascual llena nuestras mentes y nuestros corazones. La vida nueva del Resucitado nos invita a seguir creciendo hacia Él. Por eso, perseveramos un mes más en nuestra oración por la vocaciones, especialmente por aquellas oblatas.

jueves, 16 de abril de 2015

Formación permanente es conversión permanente


  
Comenzamos la mañana con un poco de inquietud por el tema que teníamos que abordar. ¿Cómo nuestras estructuras sirven a la vida y la misión de los oblatos en Europa y sobre todo si algunas o todas las Unidades de Europa están llamadas a hacer algún nuevo proceso de reestructuración? El inicio fue bueno y pacífico. Los PP. Alberto Gnemi (provincial de la Mediterránea), Stefan Obergfell (Provincial de la Provincia Central de Europa) y Vincent Gruber (Provincial de Francia) compartieron la experiencia de unificación de sus respectivas Unidades. Nos hablaron de los aspectos positivos, de las dificultades y de los retos para el futuro. También se presentó el documento del gobierno central sobre la reestructuración. Me pareció que estos momentos fueron muy valorados por los participantes. La cosa comenzó a cambiar cuando fuimos a la reunión de grupos. ¿Por qué? Muy sencillo, empezaron a hablar las emociones, sobre todo las de aquellos que sienten que algo tiene que pasar en su Unidad pero todavía no está muy claro el qué ni el cómo. Y entre emociones y emociones fuimos caminando.

En la puesta en común compartimos sobre lo que podíamos aprender de las experiencias de unificación de Provincias en Europa, de nuestros sentimientos ante estos procesos, qué posibilidades descubríamos y si había alguna propuesta concreta. Me parece que nos costó aterrizar en lo de las propuestas concretas y más bien hubo una dispersión de propuestas. Sí parece claro que la Región desea seguir mejorando su trabajo en comisiones y continuar promocionando encuentros entre los Oblatos. Un poco menos claro parece la propuesta que se hizo de hacer alguna comunidad interprovincial de la Región (al estilo de la de Lourdes) y un poquito menos el que cada Unidad haga una comunidad en la que pueda recibir oblatos de la Región. Algunos pedían que el gobierno central “ordenara” (o que fuera más pro-activo que se dice ahora) nuevas unificaciones de Provincia. A los provinciales tocará ahora mover ficha si es que pueden. En fin, terminamos recordando que las estructuras están al servicio de la vida y la misión oblata y que sin una auténtica conversión a nuestro carisma religioso y misionero, los cambios de estructuras sirven de poco. Luego la llamada principal sigue siendo la conversión y poner a Jesús en el centro.

En la última sesión en común de la tarde vimos en primicia un video en el que el P. General nos invitaba a participar en el segundo año del Trienio Oblato. El P. Cornelius Ngoka, Asistente General de la Formación, dijo que el Trienio Oblato era como hacer el Camino de Santiago: una peregrinación que nos invita a la autenticidad de vida. En el Camino a Compostela muchos llevan dos bastones. En el Trienio Oblato los dos bastones son las reuniones de comunidad para compartir la fe y buscar signos concretos de conversión. La formación permanente es un reto para todos los religiosos  y en el mismo Prefacio el Fundador nos invita a renovarnos sin cesar en el espíritu de nuestra vocación. Una responsabilidad de cada uno. Por cierto que se comentó que en la animación del carisma oblato y en el entusiasmo por el programa del Trienio muchos laicos nos llevan la delantera. Tanto es así que en alguna provincia son los laicos los animadores de los programas provinciales.

A la hora de la cena recibimos la visita de los cinco oblatos de la comunidad de Aluche y algunos compartieron con ellos un buen tiempo de la sobremesa. Y hace apenas unos minutos he visto a un grupo numeroso de oblatos europeos que comenzaba su peregrinación en la casa martirial guiados por el P. Diego Sáez que iba dando las explicaciones oportunas del bellísimo testimonio de nuestros Beatos Mártires que han dejado sus trazas en esta santa casa. Seguro que ellos interceden por nosotros.


Nota: Hoy el fotógrafo no me facilitó ninguna fotografía así que he puesto sólo algunos adornos. 

miércoles, 15 de abril de 2015

Una Congregación en salida hacia las periferias


Con el tercer día de reunión podemos decir que atravesamos el ecuador de la sesión conjunta. Día de trabajo intenso. Gran parte de la mañana la pasamos respondiendo a estas preguntas: Ante la invitación del Papa Francisco de ser una Iglesia en salida hacia las periferias, ¿cuáles son las periferias a las que tenemos que “salir”? ¿Qué riesgos tenemos que tomar? ¿Qué puede ayudarnos? ¿Estarías dispuesto personalmente a aceptar esos riesgos? Apoyándonos en el trabajo previo realizado por la CEM (Comisión europea de la Misión) y presentado por el P. Francesco Volpintesta y después de haber escuchado el testimonio del P. Leo Philemon que trabaja en la periferia de Dublín, nos lanzamos a compartir nuestros pensamientos que se iban anotando. No sé si los pensamientos fueron tan caóticos como la pizarra parecía demostrar al final de la sesión. Pero desde luego hubo ideas interesantes.

Dando un paso más, en la sesión de la tarde comenzó el tiempo de aterrizaje. Nos preguntamos: de los dos temas tratados hasta ahora ¿cuáles son los pasos concretos que podemos dar como Región Oblata de Europa y qué podemos proponer a los Provinciales de la Región y al Gobierno Central?

En cuanto a la acogida de los oblatos que vienen a Europa procedente de otras Regiones se propuso elaborar una política general para la Región que contemple todos los aspectos del intercambio de personal: formación de los que son enviados y de las comunidades que reciben; elaboración de planes misioneros concretos; los aspectos legales como son contratos y obediencias... También se sugirió la posibilidad de abrir nuestra Región a oblatos en formación primera de otras Regiones para su experiencia pastoral. Después de un primer encuentro entre los oblatos que proceden de otras Regiones se pidió celebrar otro encuentro pero esta vez con la participación de oblatos europeos para seguir compartiendo y aprendiendo. Por último, se pidió que el Gobierno Central esté más implicado en los movimientos de intercambio de personal.

En cuanto al segundo tema, salir hacia las periferias, se sugirió que la CEM estudie y defina mejor cuáles son las posibles periferias o prioridades misioneras que los oblatos deberíamos atender (se señaló la migración y la juventud entre otras). También se pidió que cada Unidad Oblata y cada comunidad local evalúen su misión para que responda más a la invitación del Papa, insistiendo en que se haga un verdadero discernimiento comunitario. Una propuesta pedía que se liberaran oblatos para tener un año de experiencia misionera en otras Provincias de la Región para tener así un número de oblatos que estarían preparados a iniciar una experiencia multicultural en Europa… Como se ven propuestas no faltan. Tocará a los provinciales concretar el modo de llevarlas a la práctica, con el acompañamiento del Gobierno Central

La jornada de trabajo quedó concluida con la presentación de la nueva campaña de solidaridad oblata que fue presentada por el Ecónomo General, P: Marc Dessureault. Campaña que se enmarca en el segundo año del Trienio Oblato en el que cada oblato está llamado a renovar su vida de pobreza evangélica. Solidaridad oblata, en este caso para la formación primera. Hubo una serie de propuestas muy concretas y seguramente cada Superior mayor hablará con el gobierno central para ver cómo responder a esta nueva llamada a la solidaridad.


Cada día un oblato es invitado a hacer un pequeño resumen de la jornada. En esta ocasión se nos recordó que no podemos hablar de periferias sin hablar del centro. ¿Cuál es nuestro centro? En la oración de la mañana se nos dijo que nuestro centro es la cruz (C.4), es decir, Jesucristo es el centro de nuestra vida y misión. Y es él el que nos envía a salir, a ser una Congregación en salida hacia las periferias. En la Eucaristía, celebrada en la capilla de Emaús en la que hay una gran lona con la imagen de los mártires oblatos de Pozuelo, se nos invitó a mirar a estos mártires que nos están acompañando silenciosamente con su testimonio y pensar en todo lo vivido este día a la vez que pedimos perdón por nuestra falta de valentía para responder a los nuevos retos misioneros que se nos presentan. Y a la puesta del sol, se puso a llover. ¿Será el agua de Abril que fecunda la tierra en primavera un signo de una nueva primavera para los Oblatos de Europa?


martes, 14 de abril de 2015

Traspasar las fronteras para una nueva Europa


Difícil resumir la conferencia del P. Pierre de Charentenay, SJ sobre la Iglesia en Europa hoy. Nos conformaremos con subrayar su intuición esperanza de que a pesar de las muchas dificultades y retos que presentan nuestras sociedades, se ofrecen nuevas posibilidades para presentar el mensaje evangélico a condición que nuestra palabra sea coherente, competente, fiel a la Iglesia y aceptando el reto de la visibilidad. A ellos nuestro trabajo en grupos lingüísticos (3 en inglés, 2 en francés y uno italiano-polaco)  añadieron estar cerca de la gente, el testimonio profético en comunidad, la humildad en la propuesta del Evangelio y volver a nuestras raíces, esto es, a vivir el Evangelio con mayor radicalidad.

La tarde comenzó con el testimonio de los PP. Joseph Iurudaya y Alex Joseph (por videoconferencia) como misioneros procedentes de otras Regiones que viven en Europa. Testimonio que animó una viva conversación destacando los aspectos positivos y negativos de sus experiencias y lo que tendríamos que mejorar en este proceso de intercambio de personal entre las Unidades de la Congregación. EN los grupos, en una muy animada conversación, se profundizaron los diversos temas de este complejo proceso: los oblatos que vienen, su preparación y sus motivaciones; los oblatos y comunidades que reciben y su necesaria apertura y preparación para permitir a cada uno aportar lo mejor de sí mismo en la nueva misión; las estructuras más adecuadas y el diálogo honesto entre Provinciales en todo el proceso. En definitiva, buscamos responder como Congregación a una necesidad misionera: nuestras sociedades son cada vez más multiculturales y una comunidad multicultural puede ser una respuesta como signo profético y fuente de esperanza evangélica. El P. Marek Jazgier, secretario general, nos recordó las políticas del gobierno central para los oblatos que viven temporalmente (máximo tres años) en otras Unidades distintas de las suyas de origen.
 


Día intenso culminado con la Eucaristía en que el celebrante nos invitó a pedir perdón teniendo en nuestras manos la cruz oblata de San Eugenio De Mazenod. Siempre conmueve tener en nuestras manos esta cruz que nos llama a vivir nuestro carisma con mayor generosidad. Al final del día uno se pregunta, ¿cuál será el siguiente paso que debemos dar para “aterrizar” nuestras discusiones? Parece ser que en los próximos días habrá momentos en que todos los participantes puedan hacer propuestas concretas a los Oblatos de Europa y al gobierno central.

Familia Oblata de Venezuela VII Retiro



Compartimos la crónica llegada desde Venezuela. Ya ha pasado un poco de tiempo pero siempre se agradece tener noticias de nuestra Familia venezolana.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El día sábado 14 de febrero, siendo las 2:30 pm, salimos a ésta casa de oración “Discípulas de Jesús” para compartir el VII Retiro anual de la Familia Oblata de Venezuela. Con una  asistencia de 33 hnos.; de Palo Gordo 27 hnos. de Machiques 5 hnos.,  en compañía de nuestro Asesor Padre José Manuel Cicuendez quien nos dirigió el retiro.

 
Podemos  mencionar, que en todo el transcurso de este retiro.  se mantuvo un clima de silencio “El Desierto y el Silencio” El P. José Manuel preparo unos temas con mucho enriquecimiento de Espíritu misionero,  meditación, Historia de los Misioneros Oblatos en Venezuela como también el camino de Fe de San Eugenio de Mazenod,  la Misión de nuestra vida, entre otros y  momentos de relax, de compartir.



También se tuvo la dicha de  tener dos Eucaristías en el retiro, el Rosario meditado con textos Oblatos. 

Damos infinitas Gracias a Dios y María Inmaculada, por este VII Retiro de la Familia Oblata. Que el Señor todo poderoso y San Eugenio nos sigan dando energías para continuar en esta misión Evangelizadora.


Por otra parte se compartió con  todos  los hermanos, sus experiencias en el  retiro, se realizaron dinámicas, juegos, y el coro muy animado.

En esta fotico, todos los hnos. asistentes al retiro.
También dos hnos. Enfermos Misioneros,
 el Sr. Humberto Vargas y Sra. Nubia de Pablos.
Nuestro asesor P. José Manuel