martes, 29 de marzo de 2016

"Inchaallah". Semana Santa en Marruecos. Testimonio de Gonzalo

Esta Semana Santa he tenido la oportunidad de viajar con las Misioneras Oblatas a Tetuán. Éramos un grupo de 16 españoles buscando una experiencia distinta cerca de gente que nos necesita y de acompañar en esas fechas tan importantes a la pequeña comunidad cristiana que vive en la ciudad.

Ya en Madrid, analizando todo lo vivido, solamente puedo dar gracias por una invitación que ha cambiado mi forma de ver el mundo. En mi interior se juntan un montón de sentimientos y vivencias que no puedo asimilar de golpe y que estoy seguro, iré compartiendo poco a poco con la gente que me rodea. Mientras tanto, me gustaría dar testimonio de mi Semana Santa prestando atención a cuatro aspectos que me han marcado de forma especial.

Desde el principio, mi salida de España me supuso un encuentro con Dios. Haber dejado los prejuicios en casa me ha permitido sorprenderme con todo y he sabido descubrirle en cada una de las cosas nuevas que aprendía en Tetuán. La vida en Tetuán es mucho más natural... los olores de la medina, los sonidos de la ciudad, el color verde de las montañas... todo ello me ha satisfecho y remitido a una oración más profunda y cercana a Dios.


Por otra parte quiero hacer mención a los vínculos que he establecido con la gente que he conocido. El diálogo interreligioso y la convivencia con personas de una cultura tan distinta sólo han podido enriquecerme como cristiano y como persona. He conocido a gente espectacular que sabe vivir cada día el amor de Dios y el servicio a los demás, desde su propia cultura. A ellos le estoy también profundamente agradecido.

Y esta es la tercera cosa de la que quiero hablar. Si hay algo que dejo en Tetuán, es el amor. Por fin he comprendido en qué consiste esto y lo que realmente implica; y no me cabe la menor duda de que Dios me llama al amor a través del servicio a los necesitados. Tengo un carisma misionero, y haberme ido de misión a Tetuán ha valido para que me convenza aún más de ello. No quiero seguir viviendo sin servir a los demás.

Por último me gustaría hablar de una expresión árabe que he aprendido: "inchaallah". Significa "si Dios quiere". Sé que fue Él quien me llamó a salir de mí mismo y que esto ha sido posible porque Él ha querido que así fuera. También espero volver algún día sabiendo que será posible, si Dios quiere otra vez.

Ya de vuelta a la rutina, sólo pienso en llevar a casa y a mi vida todo lo que he visto y aprendido. Que esta semana no caiga en saco roto y se convierta en una semana de vacaciones más,  como las de cualquier otro estudiante que ahora vuelve a las clases igual que cuando se fue. Que mi vida sea un testimonio constante de esta experiencia y que este testimonio se materialice en una entrega plena a la gente que me rodea. Ahora es cuando empieza la misión de verdad, la de cada día. Con mis seres queridos y el acompañamiento oblato estoy seguro de que me será más fácil hacer real este deseo. 

¡Feliz Pascua de Resurrección!

Gonzalo.


lunes, 28 de marzo de 2016

Carta Pascual y Misionera

El p. Adriano Titone omi, Procurador de las Misiones Extranjeras de la Provincia Mediterránea, nos envía esta carta pascual a todos los amigos de las misiones:


Queridos Amigos de las Misiones OMI,

Un cariñoso saludo a cada uno de vosotros con un deseo de paz en el corazón.

Escribo estas líneas en los pocos intervalos de tiempo libre que puedo encontrar  durante las visitas que estoy haciendo a nuestras misiones de Senegal y Guinea Bissau. Me parece hermoso y significativo esto, porque la misión de la procura es el de ser el puente entre las misiones y todos vosotros. Así nos transformamos en testimonios privilegiados de la vida, de la solidaridad y del amor que circula en dos sentidos entre  estas dos orillas que une el puente. Esta reciprocidad, por otra parte es el sentido mas grande de la misión: el cumplimiento del mandamiento que Jesús nos dejó: “Amaos los unos a los otros como yo os he amado”. Os escribo con “calor” de un corazón grato y agradecido a todos vosotros, sostenedores de las misiones oblatas y admirado por la dedicación de nuestros misioneros hacia la gente en el cumplimiento de la obra misionera. A este “calor” simbólico se le suma el de la temperatura de fuego de Koumpentoum y Koungheul ,donde estoy haciendo etapa en mi viaje de regreso.


He llegado hasta la ultima fundación al sur de Guinea Bissau: Cacine, donde nuestros tres oblatos  de esta misión de primera evangelización , los Padres  Daniel Aliou y CarloAndolfi  y el escolástico Joseph Sadio son la primera presencia estable de la Iglesia Católica. Para la gente del lugar es una novedad que descubren día tras  día. 

Una pareja de voluntarios  húngaros me hacía notar como impresiona a la gente del poblado el canto de los salmos de la pequeña comunidad en su oración de la mañana. 


Con  el P. Daniel fui a Quitafine , un poblado a unos veinte kilómetros de Cacine donde los misioneros han empezado a seguir regularmente una comunidad muy especial: no hay ningún bautizado, pero ya mantienen encuentros regulares gracias a un maestro de buena voluntad de la zona. A este maestro lo podemos definir como “ simpatizante católico” que no solo reúne para la oración a los chicos, sino que todos juntos también han logrado obtener una pequeña parcela de terreno y construido una capillita de barro. A pesar de que las grandes lluvias han disuelto literalmente el barro de uno de los costados de la capillita, esto no los ha desanimado y siguen creciendo como naciente comunidad cristiana. El terreno es fértil, sólo hay que sembrar generosamente y después cultivar los frutos que la gracia querrá derramar para el bien de todos. 


En todas estas comunidades de Guinea Bissau  y Senegal  todavía se respira la alegría de la estupenda experiencia vivida con ocasión de las celebraciones del 200 aniversario de la fundación de los OMI. 

En los pasados meses una pequeña reliquia de nuestro fundador, San Eugenio de Mazenod, símbolo de su “corazón grande como el mundo”, ha peregrinado por todas las comunidades, inclusive en aquellas ya entregadas al cuidado pastoral de las diócesis, como Djilas y Kaffrine, congregando muchísima gente que así ha manifestado su simpatía y gratitud a los Oblatos por su trabajo pastoral en Senegal en los últimos 40 años y luego la gran peregrinación al santuario nacional de Poponguine que reunió más de 2000 personas, donde las varias culturas manifestaron a su manera la alegría de conocer y ser protagonistas en esta aventura de la Misión Oblata. Muchos, pero muchos, se declaran orgullosamente parte de la Familia Oblata. Lo mismo os podría decir con referencia a todas las otras misiones, desde donde nos llega el eco de las fervorosas celebraciones del bicentenario vividas juntamente con aquellos fieles que sienten que somos parte de su vida. Así en Venezuela, Uruguay, Rumania y en todos los continentes.



En el mensaje de cuaresma de este año, el Papa Francisco nos ha invitado a todos a vivir concretamente las obras de misericordia, haciéndonos cercanos a cada hombre, mujer, niño o anciano que necesite ayuda corporal o espiritual. No puedo callar que esta materialización del amor misericordioso la he visto realizada en nuestras misiones en las más diferentes opciones y a beneficio de los más abandonados. El camino de desarrollo de estas partes del mundo es tan lento que a veces parece parado, pero debo deciros, que en esta visita, he percibido, más que otras veces, tantas señales de progreso que alimentan mi esperanza de un posible mundo mejor. Frente a tantos signos negativos de violencia que existen en el mundo y que nuestros telediarios se empeñan en presentarnos a todas horas de forma casi paranoica, son tantos los signos positivos que deberíamos tener ojos para ver sobretodo a estos y corazón para alimentar el bien que crece silenciosamente sin ser observado para que, superada la prueba del sufrimiento, de la injusticia y la maldad, sea Pascua para cada hombre y mujer sobre la tierra.

Esta es la buena Pascua que este año os auguramos en comunión con todos nuestros misioneros dispersos por el mundo. 

P. Adriano Titone OMI
(Procurador de las Misiones Extranjeras) 

sábado, 26 de marzo de 2016

La Semana Santa vista por los omis

Compartimos las imágenes que han llegado hasta Nosotros OMI por parte de los oblatos de distintas partes de la geografía. Así se está viviendo la Semana Santa desde los omis... si llegan más, las iremos añadiendo...

Parroquia Oblatas de Málaga








Parroquia Oblatas de Valladolid







Parroquia Oblata de Aluche (Madrid)







Procesiones de Madrid, vistas por Antonio Buonanno omi






Parroquia oblata del Catia la Mar (Venezuela)








Parroquia Jesús Nazareno, Palo Gordo. Iglesia Purísima






























El p. Tino omi en Marruecos




viernes, 25 de marzo de 2016

Aquel Viernes Santo...

Celebrando en toda la Iglesia el Viernes Santo, el día de la oblación de Cristo en la Cruz, los cristianos miraremos en muchas ocasiones la Cruz de Nuestro Señor.

Como Familia Oblata, cuando miremos a la Cruz, no podemos olvidar qué ocurrió cuando Eugenio de Mazenod miró la Cruz en un Viernes Santo de 1807: le cambió la vida porque se encontró con el Amor Misericordioso del Salvador.

Ojalá que cuando miremos hoy a la Cruz, podamos tener nuestro propio Viernes Santo, nuestra propia conversión.

He buscado la felicidad fuera de Dios y demasiado tiempo para desgracia mía. ¿Cuantas veces, en la intimidad, mi corazón desgarrado, atormentado, se lanzaba hacía su Dios del que se había apartado? No puedo olvidar aquellas lágrimas amargas que la visión de la cruz hizo brotar de mis ojos, un viernes santo. Salían del corazón, fue imposible contenerlas; eran demasiado abundantes para que pudiera ocultarlas a los que, como yo, asistían a aquella ceremonia emocionante. Me sentía en estado de pecado mortal, y eso era precisamente el motivo de mi llanto. Pude sentir entonces, y en alguna otra ocasión la diferencia (con otros llantos). Jamás mi alma había quedado tan satisfecha; jamás había experimentado una felicidad tan intensa. Es que, en medio de ese torrente de lágrimas, a pesar de mi dolor, o más bien por medio de mi dolor, mi alma se lanzaba hacia su fin último, hacia Dios su único bien, cuya pérdida sentía profundamente. ¿Para qué decir más?. No lograré jamás expresar lo que sentí. Sólo el recordarlo me inunda el corazón de una dulce satisfacción y ansiedad. Soy feliz, mil veces feliz, porque este buen Padre, a pesar de mi indignidad, ha desplegado sobre mi, todo el torrente de sus misericordias. Que, por lo menos, yo recupere el tiempo perdido, centuplicando, mi amor por él. 

San Eugenio de Mazenod     

miércoles, 23 de marzo de 2016

Visita misionera desde Venezuela





Durante este mes y con motivo de la celebración del 200 aniversario oblato en Pozuelo, hemos tenido la grata visita de los laicos oblatos honorarios, Pedro y Zenaida, de Venezuela.

Han aprovechado su estancia en nuestro país para conocer las distintas comunidades: Aluche, Valladolid, Málaga y Jaén. 

En cada una de ellas han compartido su testimonio de vida en la misión y su colaboración con la comunidad oblata.

Ha sido también una oportunidad fraterna de convivencia con los oblatos y los laicos en cada lugar. Una bonita forma de compartir la misión.

Los laicos oblatos de Jaén comparten con nosotros algunas fotos de esta visita…

Procura de Misiones OMI España








martes, 22 de marzo de 2016

¡Qué suerte que está... la Pasqua!

Con la vista puesta ya en el centro de nuestra fe cristiana, la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor, el p. Provincial, Alberto Gnemmi omi, nos deja esta bella reflexión para vivir en perspectiva la Semana Santa.

Entre otras cosas nos deja frases como esta:

"Amigos, ¡menos mal que está presente la Pascua en las venas de la historia! ¡Menos mal qué siempre está la Pascua dentro de nuestra vida!

Si hay un Dios que todavía pueda fascinar, interpelar al alma de quien busca la Verdad para entender la misma existencia, éste es el Dios de la Pascua, es Jesús Crucificado y Resucitado."




lunes, 21 de marzo de 2016

Oración vocacional oblata: mes de marzo

En ambiente de Semana Santa, la oración vocacional de este mes nos permite llevar la entrega de Jesús en la Cruz al campo de la Misión, a la Entrega Misionera. Esto nos debe animar a seguir pidiendo al Señor por todas la vocaciones oblatas.

viernes, 18 de marzo de 2016

Concierto solidario en Málaga


El martes pasado, en la Parroquia de la Esperanza y San Eugenio de Mazenod de Málaga, pudimos disfrutar de un magnífico concierto que nos ofreció el Coro Nostro Tempo del Conservatorio Eduardo Ocón.



Se trataba de un concierto benéfico para ayudar en la construcción del colegio de la misión oblata de Senegal,  proyecto que la Procura de Misiones a puesto en manos de nuestra parroquia.
Todos los asistentes disfrutamos muchísimo de cada uno de los temas que ejecutaron, piezas de Semana Santa en un programa con dos partes.  La primera parte música antigua y la segunda música moderna, toda ella de grandes compositores.  El Ave María de Javier Busto, cantado en latín,  recibió la alabanza del p. Fortunato Alonso omi, que dirigió unas palabras de agradecimiento a los músicos, a los asistentes y pronunció una oración final al acabar el concierto.

 
Desde aquí también queremos agradecer al Coro Nostro Tempo su generosidad, a todos los asistentes y al p. Jean Marie Sené omi de quien partió la iniciativa del evento y toda la organización.

Pedimos vuestra oración por todas las misiones oblatas y en particular por la misión de Senegal. Muchas gracias a todos.

jueves, 17 de marzo de 2016

Nueva Tesina de Licenciatura sobre el carisma oblato



Con el título "Evangelizar el corazón para perseverar en la vida religiosa", fue defendida recientemente la nueva Tesina sobre el carisma oblato. La hermana Teresa Muñoz omi profundiza de esta forma en uno de los aspectos propios del carisma y que aporta una novedad en la forma de vivir la vida religiosa: el cuarto voto oblato, el voto de perseverancia.



La Tesina fue defendida en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas de la Universidad San Dámaso de Madrid. Acompañada de sus hermanas oblatas y ante el tribunal de tesis, Teresa defendió la tesina que enriquece el número de estudios teológicos oblatos.




Desde Nosotros OMI nuestra más sincera felicitación y agradecimiento a la hermana Teresa por su tesina.

 La hermana Teresa omi hace entrega de una de las copias de su Tesina
para la Biblioteca de los oblatos de Pozuelo

miércoles, 16 de marzo de 2016

Se retrasa la Asamblea General de AMYCO

La Asamblea General de la ONG AMYCO, que en principio estaba prevista para este sábado 19 de marzo, ha quedado aplazada para día 9 de abril, sábado también.

En vista a la importancia de la Asamblea, no se ha juzgado conveniente celebrarla en una fecha que podría dar lugar a conflictos con compromisos familiares (recordemos que el día 19 de marzo, solemnidad de San José, es el día del padre).

La fecha del 9 de abril ofrece la oportunidad de preparar más y mejor la Asamblea. Especial relevancia tiene el punto del día de la renovación de la Junta Directiva que, entre otros retos, tendrá que hacer frente a la necesidad de una mayor colaboración con la Procura OMI de las Misiones de la Provincia Mediterránea, la búsqueda de una presencia más activa en las misiones y seguir fomentado la amistad entre los miembros de la ONG, con especial apertura a las generaciones más jóvenes.

Desde Nosotros OMI seguiremos atentamente la Asamblea General.

En una de las anteriores Asambleas Generales

martes, 15 de marzo de 2016

Carta a los jóvenes y oblatos. II Congreso Internacional de Misión con Jóvenes.

Una vez finalizado el II Congreso Internacional de Misión con Jóvenes en Aix-en-Provence, comienzan a llegarnos los primeros frutos del mismo.

El primero es esta carta en la que los participantes en el Congreso nos dejan un bello testimonio de lo vivido y muchas interpelaciones. He aquí dos breves fragmentos de la carta que nos invitan a leerla, meditarla y darla a conocer.



"Al reunirnos en la cuna de nuestra congregación, acompañados en este proceso por la comunidad internacional de Aix,  nos concentramos en el ejemplo de San Eugenio como un misionero de la juventud y un modelo para nosotros los Oblatos. Según el Fundador, nuestra presencia entre la juventud es esencial para nuestra evangelización. La amplia pobreza de la juventud de nuestros días no es sólo una cuestión de deficiencia material sino también una profunda pobreza espiritual que toca cada dimensión de su humanidad en nuestros contextos diversos."


"Dejamos resonar de nuevo la necesidad vital de la colaboración. Reconocemos la necesidad de una visión común y centralizada del ministerio con los jóvenes a todos los niveles de la Congregación. También queremos trabajar codo con codo con nuestros laicos adultos que nos ayudan en la misión con los jóvenes. En todo esto ustedes jóvenes son de una manera muy especial corresponsales en esta misión y no meros agentes pasivos sino participantes activos de la Misión Oblata. Queremos que los jóvenes se encuentren acogidos en nuestras comunidades. Que puedan tomar ejemplo de nuestras vidas y que nos reten a ser cada vez más parecidos a San Eugenio, dando testimonio de que somos Hombres apostólicos auténticos. Queremos dejarnos evangelizar por ustedes los jóvenes y verlos como compañeros de camino en nuestra misión con los pobres y los más abandonados."

lunes, 14 de marzo de 2016

Precioso artículo sobre el p. Olegario Domínguez omi




Recientemente se ha de publicado un estupendo artículo sobre el p. Olegario Domínguez omi en Religión en Libertad.

El artículo pone en relación al p. Olegario con los Mártires Oblatos de España. Además, de recoger su experiencia misionera en Paraguay.

Peregrinación para ganar el Jubileo de la Misericordia


Este sábado pasado las parroquias oblatas de Málaga han ido en peregrinación a la Catedral junto con las demás parroquias del arciprestazgo de Cristo Rey, por el Jubileo del Año de la Misericordia.




El primer encuentro en la Parroquia de la Esperanza, luego nos reunimos en la Parroquia de las Flores con buena parte de la comunidad parroquial y por último en la Divina Pastora nos unimos con todo el arciprestazgo.

Un gran número de peregrinos, que en ocasiones dificultaba el tráfico, guiados por los sacerdotes de todas las parroquias, entre ellos la Comunidad Oblata, nos encaminamos hacia la Puerta Santa de la Catedral.   Rezamos juntos al pie del Crucifijo que portaban los jóvenes y nos dispusimos a seguir los pasos para lograr la Indulgencia Plenaria:






El primer paso consiste en entrar por la Puerta Santa (por el patio de "las cadenas"). La parábola del Buen Pastor dice: «yo soy la puerta del redil». Entrar por la Puerta significa tomar el camino de la reconciliación con Jesucristo.


Seguidamente, el Gozo de la Misericordia. En la Capilla Penitencial se recibe el sacramento de la Reconciliación.
Descubrimos El Rostro de la Misericordia. Profesión de fe y oración. Proclamación del credo y tiempo para orar. 

El paso culminante es El Pan de la Misericordia. Una vez reconciliados y hecha la profesión de fe, se participa en la Misa, en la capilla de la Encarnación.  Una Eucaristía solemne y concelebrada por todos los sacerdotes de la peregrinación, en la que se pide especialmente por las intenciones del Papa.